«No les voy a fallar», asegura Andrés Manuel López Obrador

López Obrador hizo un llamado a la reconciliación "y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior, el interés, general". (Cortesía)

CIUDAD DE MÉXICO.- El virtual ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, declaró que busca ser un buen presidente para México.

Lo anterior, en conferencia de prensa directo desde el Hotel Hilton, en Avenida Juárez, donde se estima que hay más de 10 mil personas para festejar el posible triunfo del tabasqueño.

Agradeció la confianza de los mexicanos para este proceso de «cambio verdadero», y a quienes votaron por otros partidos, los tres candidatos, de las distintas organizaciones que hoy han reconocido su triunfo y su victoria.

Hizo un llamado a la reconciliación «y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior, el interés, general».

El nuevo proyecto de nación establecerá «una auténtica democracia», pues no apuestan a construir una dictadura y prometió que los cambios que se realizarán serán dentro del marco normativo.

Aseguró habrá libertad de comercio, habrá libertades sociales, consagradas en la Constitución, mientras que en materia económica se respetará la autonomía del Banco de México y habrá disciplina financiera y fiscal.

Indicó que se reconocerán los compromisos acordados con banqueros nacionales e internacionales, los contratos de la luz con particulares serán revisado. «Si encontramos anomalías que se tengan que revisar, se acudirá al Congreso y tribunales», pues se actuará de forma legal.

No habrá expropiación de bienes, la transformación consistirá en «desterrar la corrupción» y no se tendrá problema para lograr este propósito «porque el mexicano es un hombre inteligente».

Aseveró que la corrupción no es cultural, es consecuencia de la corrupción a nivel político, lo cual también desató la violencia en el país.

«Erradicar la corrupción y la impunidad será la misión principal del nuevo gobierno. Bajo ninguna circunstancia, el próximo presidente de la republica permitirá la corrupción o la impunidad. Bajo aviso no hay engaño, sea quien sea», advirtió a sus propios colaboradores.

Prometió que disminuirá el gasto corriente y se hará mayor inversión publica para fortalecer el mercado interno, para tratar de consumir en el país lo que generamos, para que el mexicano sea feliz donde nación.

Sobre su estrategia de seguridad, consideró que es necesario cambiarla con un enfoque de combate a la pobreza y falta de oportunidades.
López Obrador anunció que a partir de este lunes se reunirá con organizaciones, activistas y sacerdotes para empezar el diseño del nuevo plan, acción que repetirá todos los días durante su gobierno.

Por otra parte, agradeció la forma en la que actuó el actual mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, pues no intervino en el proceso y permitió un desarrollo de democrático del proceso.

Incluso, también agradeció la atención que esta vez recibió de los medios de comunicación, así como «a las benditas redes sociales».

«Voy a gobernar con rectitud y justicia, no les fallaré, no voy a decepcionarles. No voy a traicionar al pueblo. Mantengo ideales y principios que son lo más valiosos de mi vida (…). Quiero convertirme en un buen presidente de México», concluyó.