Lanzan cubrebocas que deja ver tu sonrisa, se desinfecta solo y detecta Covid-19

Uno de los modelos incluye además altavoz, bluetooth y sensores que monitorean la salud del usuario; podrás beber y comer sin ningún problema. ESPECIAL

Uno de las recomendaciones para retomar actividades y salir a las calles es el uso de cubrebocas. Si bien, los más sencillos hechos de tela pueden ser útiles, se han desarrollado opciones muy innovadoras. Por ejemplo Cliu, una mascarilla inteligente que integra un sistema capaz de detectar un posible foco de contagio de Covid-19.

Ahora que en muchos países el uso de cubrebocas se ha vuelto obligatorio, la innovación no podía faltar. Y es que uno de los inconvenientes de estos accesorios es que se contaminan, pero las personas no los lavan o sustituyen cuando es necesario disminuyendo su efectividad, es por ello que la propuesta de Cliu es la desinfección automática y autónoma.

De acuerdo con la página web de esta empresa, la mascarilla inteligente fue desarrollada por un equipo multidisciplinario de jóvenes que viven en Italia.

Se trata de un diseño transparente en la parte frontal con la intención de dejar la boca a la vista y que los usuarios con dificultades auditivas puedan comunicarse al poder ver los movimientos de su interlocutor. Cabe señalar que cuenta con un sistema que evita que se empañe con la respiración.

Cliu Mask es transparente, segura, tecnológica, sostenible e inclusiva. Su característica principal y la que más sorprende es que es transparente. Gracias a esto, podrás comunicarte mejor, sobre todo para las personas sordas que necesita leer los labios de las personas que no saben lenguaje de signos.

Asimismo, para que las personas puedan comer y beber sin problema, sin tener que quitarse el cubrebocas, este es capaz de abrirse y cerrarse herméticamente mediante un mecanismo de imanes.

Los desarrolladores aseguran además que la mascarilla es amigable con el medio ambiente debido a que se puede utilizar en numerosas ocasiones, calculan cinco años de duración. Además, posee unos filtros antimicrobianos y bioactivos que no hacen daño al entorno. Estos fueron diseñados por la Universidad de Siena y pueden cambiarse siempre que sea necesario, lo que se sabrá gracias a su conexión con una app.

También cuenta con una estación de carga con un sistema integrado de luz ultravioleta, en donde se puede recargar mientras se desinfecta en pocos minutos.

Modelos

La empresa está comercializando dos modelos de su cubrebocas inteligente. El básico, cuyo precio es de 90 euros.

A su vez, el más avanzado dispone de tecnología bluethooth, acelerómetro, altavoz y sensores que miden la calidad del aire y alertan de la presencia de posibles focos de coronavirus alrededor del usuario. El precio en este último caso es de 250 euros, unos 6 mil 400 pesos.

El equipo más caro también se puede conectar a una aplicación móvil de manera que sus sensores registren elementos como la respiración y la frecuencia cardiaca de quien lo porta, lo cual resulta útil a la hora de prevenir enfermedades respiratorias.

Campaña de Crowfunding

De momento, la Cliu Mask se podría decir que no es una realidad. Es un proyecto que todavía tiene por delante muchas fases antes de salir al mercado. Después de meses de trabajo, los desarrolladores y fabricantes han conseguido, a través de la plataforma de crowdfounding Indiegogo, el dinero necesario para empezar con la fabricación.