Cempasúchil: Conoce más sobre esta hermosa “flor de los muertos”

Famosa por su intenso color y su tradicional uso en los altares y ofrendas del Día de Muertos, la flor de cempasúchil es un ícono de la cultura mexicana. Ha prevalecido por generaciones gracias a los agricultores mexicanos que en el mes de octubre exhiben sus brillantes y hermosas cosechas.

Se dice que la primera vez que se usó la flor de cempasúchil fue en Malinalco, Estado de México, donde adornaban las tumbas con ramos de estas bellas flores porque creían que poseían la habilidad de guardar en sus corolas el calor de los rayos del sol. Poco después los aztecas se apropiaron de esta tradición y con el paso del tiempo la popularizaron, convirtiéndola en la flor de los altares por excelencia.

 

¿De dónde es y para qué sirve el cempasúchil?

Por su brillantes colores, que van desde el amarillo hasta el rojo, su principal uso es ornamental, aunque también tiene un alto potencial industrial y farmacéutico. En la agricultura es utilizada por su función biocida (insecticida, fungicida, entre otras), así como abono orgánico.

También se emplea como remedio casero para los cólicos estomacales, resfriados y parásitos intestinales, la cual se consume en forma de té.

 

¿Cuánta flor se produce para el Día de Muertos?

Según la Sagarpa, con una producción aproximada de 14 mil toneladas de cempasúchil se garantiza el abasto para la celebración del Día de Muertos.

Existen 58 especies de cempasúchil, de las cuales, 35 habitan en México. En The Home Depot puedes encontrar una de las variedades más destacadas, la tagetes erecta o marigold, otras especies son la tagetes patula, tagetes lunulata y tagetes tenuifolia.

Puebla produce la mayor cantidad de esta flor; con dicha producción se abastece a la entidad y también se envía a otros estados, principalmente a la Ciudad de México, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca y San Luis Potosí.

 

De acuerdo a la Dirección General de Fomento a la Agricultura, anualmente se cosechan alrededor de 1,500 hectáreas de esta flor tradicional en México, con una producción media anual de más de 13,900 toneladas.

 

¿Cuánto se vende?

El valor comercial de la cosecha del cempasúchil supera los $61 millones de pesos. Tan sólo en la Ciudad de México, alrededor de 700 productores cultivan la flor de muerto, en su mayoría en la delegación Xochimilco. Gracias a la popularidad de esta flor, la venta de cempasúchil en la capital del país asciende a 10 millones de pesos y genera más de mil 500 empleos directos y dos mil indirectos.

La “flor de veinte pétalos” (por sus raíces en lengua náhuatl), sólo florece después de la época de lluvias, lo que ha provocado que se fortalezca su relación con las celebraciones de Día de Muertos en México.

Ahora que conoces cuán importante es esta hermosa flor en la cultura y economía mexicana, te invitamos a continuar con la tradición diseñando y decorando tu propio altar de muertos en familia con la flor de cempasúchil.