Candidata del PES pide tipificar como delito las mentiras de candidatos

Naty García señaló que es tiempo de que a los ciudadanos, se les brinde el respeto que se merecen.

Naty García señaló que es tiempo de que a los ciudadanos, se les brinde el respeto que se merecen.

Naty García señaló que es tiempo de que a los ciudadanos, se les brinde el respeto que se merecen.

NUEVO LAREDO, TAM.- Para garantizar que las contiendas electorales sean de frente a la sociedad, sin mentiras y verdades a medias, la candidata a la diputación federal por el I Distrito Electoral del Partido Encuentro Social, Natalia Gisselle García Fernández, se comprometió a impulsar una Iniciativa de Ley que tipifique como delito electoral el que los candidatos se valgan de mentiras deliberadas para conseguir el voto popular.

Naty García y su suplente Gabriela Regalado, realizaron caminatas por las colonias Matamoros y Las Torres, en donde recogieron el sentir popular de que los ciudadanos se sienten usados por los abanderados de algunos partidos políticos, que sin recato recurren a mentiras para prácticamente “robarles” su voto.

“Si el mandato de la mayoría me favorece, impulsaré desde la Cámara de Diputados una Iniciativa de Ley, para que las mentiras deliberadas que utilizan los candidatos para generar falsas expectativas a los ciudadanos y conseguir votos, sea tipificado como delito electoral”, dijo.

Destacó que durante los recorridos, son los propios ciudadanos los que le piden que si llega a la diputación, no los abandone a su suerte, como lo han hecho otros abanderados, que durante las campañas, los engañan de la manera más vil, aprovechándose de la buena fe de los ciudadanos.

“Ya no solo bastan reglas más rigurosas para darle equidad a las contiendas electorales, sino también, que se dicten reglas claras para que los candidatos no recurran a las mentiras o promesas que de antemano saben que no podrán cumplirle a los ciudadanos”, destacó.

Agregó que es tiempo de que a los ciudadanos, se les brinde el respeto que se merecen, y se les convenza con propuestas viables, sin mentiras, ni medias verdades.

“Vivimos tiempos de renovación en donde, ya no se puede permitir, que la ciudadanía sea utilizada, mediante engaños para que voten, prometiendo algo que saben los candidatos nunca van a cumplir y ganar posiciones políticas para saciar intereses mezquinos o inconfesables, ya sean personales o de grupos obscuros”, subrayó.